Noticias, Educación

Adjudicadas las obras para la instalación del comedor provisional en el CEIP “Veinte de Enero”.

Zona donde se instalará el comedor provisional.

Los trabajos se realizarán aprovechando las vacaciones de Navidad, para evitar molestias durante el periodo lectivo. El colegio podrá contar con el servicio de comedor a partir del próximo mes de enero.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Agüimes aprobó este lunes la adjudicación de las obras de construcción, mediante módulos prefabricados, del comedor escolar provisional para el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) “Veinte de Enero”, de Playa de Arinaga. Con un presupuesto de adjudicación de algo más de 102.000 euros (102.042,11 €), el proyecto será ejecutado por la empresa Bernegal Infraestructuras SL. Con el fin de evitar las molestias durante el periodo lectivo, los trabajos se llevarán a cabo durante las vacaciones escolares de Navidad, en un plazo de cuatro semanas.

Con más de 500 alumnos matriculados, el CEIP “Veinte de Enero” es el único colegio público de Infantil y Primaria de Playa de Arinaga. Desde hace años, la comunidad escolar viene reclamando a la Consejería de Educación la puesta en marcha de un servicio de comedor que facilite la conciliación laboral de las familias. Pero pese al compromiso de la Dirección General de Centros, Infraestructura y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, tanto en la etapa actual como en la anterior, la construcción del comedor se está haciendo esperar.

Ante esta situación y de mutuo acuerdo con la Consejería, el Ayuntamiento de Agüimes se ofreció a promover la instalación de un comedor provisional que pudiera prestar servicio a lo largo del presente curso escolar, mientras se aguarda por la solución definitiva. La medida, respaldada por las familias, permitirá que el servicio de comedor se ponga en marcha a partir del próximo mes de enero.

La instalación provisional ocupará una zona del patio destinado al alumnado de Educación Infantil, al ser el lugar más cercano a la calle Roger de Lauria, por donde se realizarán los suministros de comida y por donde se conectarán las redes de abastecimiento de agua y de saneamiento. Serán siete módulos que, unidos, proporcionarán una superficie de 125,5 metros cuadrados (17,10m de largo por 7,35m de ancho), con capacidad para 100 comensales en cada turno. El espacio resultante dispondrá de una zona para la dispensación de alimentos, otra para el comedor propiamente dicho y una tercera zona reservada para la instalación de aseos y lavamanos.

El sistema escogido, de módulos prefabricados y autoportantes, ha sido diseñado especialmente para esta solución provisional, pues permite un rápido y sencillo transporte, montaje y desmontaje. De esta forma, cuando la Consejería de Educación realice el comedor definitivo, el Ayuntamiento podrá reaprovechar la estructura para ubicarla en cualquier otra instalación municipal que lo necesite.

Compartir en redes sociales