Noticias, Desarrollo Rural, Medio Ambiente

Agüimes alberga la primera planta de biogás en una explotación porcina de Canarias

  • La instalación, construida con el apoyo del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), servirá como proyecto piloto para promover la autosuficiencia energética y la gestión de residuos en las explotaciones ganaderas.

Aprovechar los residuos orgánicos generados por los animales para producir energía eléctrica. Este es el objetivo de la nueva planta de biogás puesta en marcha en el municipio de Agüimes, en una granja de cerdos situada a las afueras del barrio de Las Rosas, muy próxima a la carretera GC-191. La planta, que servirá como proyecto piloto del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) para estudiar y promover la autosuficiencia energética en las actividades ganaderas, es la primera de este tipo que se instala en una explotación porcina de Canarias.

El proceso de valorización energética realizado por esta pionera instalación consiste en mezclar los purines de los animales con materia orgánica para permitir la llamada codigestión anaeróbica. La compensación entre los diferentes sustratos permite obtener por un lado biomasa digerida, excelente biofertilizante para la agricultura, y por otro lado produce biogás, que puede ser transformado en electricidad para autoconsumo en la propia explotación ganadera. Se consigue así el doble reaprovechamiento de los residuos orgánicos como abono agrícola y como fuente de energía alternativa.

A la inauguración del proyecto, que tuvo lugar este miércoles, asistieron el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), Carlos Navarro, la directora general de Energía del Gobierno de Canarias, Rosana Melián, el coordinador del área de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento del Cabildo de Gran Canaria, Raúl García Brink, y el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández. Los representantes de las tres administraciones, Gobierno de Canarias, Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Agüimes, resaltaron el valor de este tipo de proyectos de energías renovables, que contribuyen a reducir la dependencia energética y a fomentar el desarrollo sostenible.

Esta primera planta piloto en Canarias dedicada a la biodigestión de estiércol de cerdo ha sido promovida por el ITC y cuenta con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, a través del programa INTERREG MAC 2014-2020.

Compartir en redes sociales