Desarrollo Rural

Arranca la nueva campaña de recogida de aceitunas para elaborar el oro líquido de la Villa de Agüimes

Atendiendo a la climatología, ya en septiembre vemos en la Villa de Agüimes a miembros de todas las edades de la familia entre los olivos recogiendo aceitunas, vareando con fuerza rama a rama hasta terminar de recoger cada oliva.En el municipio de Agüimes se continúa apostando por sistemas de recogida tradicional de aceituna.

Esta tarea la realizaba ayer, domingo 22 de septiembre, el olivicultor Juan Sánchez  en su finca de Lomo La Cruz  que recolectaba aceitunas de uno de los primeros olivos arbequina de la temporada. En total tiene unos 200 olivos en su finca, de los que 170 están en producción. Al final de la jornada recogió los primeros 150 kilos para llevarlos hoy a la almazara municipal.

Entre los sistemas manuales tradicionales de recolección en el municipio destacan el ordeño y vareo. Con el ordeño se recogen las aceitunas directamente con las manos, en ocasiones incluso valiéndose de un utensilio llamado “peine”, con lo que no se daña ni el árbol ni el fruto. Y, por otro lado, el vareo de la aceituna consiste en utilizar largas varas con las que se golpea las ramas del olivo hasta que su fruto cae sobre unas mantas o lonas extendidas previamente alrededor del olivo. Es un método más rápido pero que puede dañar al árbol, si no se realiza por manos expertas, especialmente a las ramas tiernas que formarán brotes nuevos donde fructificarán las aceitunas del año siguiente.

A los mayores se suman los más pequeños de la familia, y así cada fin de semana en los que el despertador suena pronto y a las 8 ya se están prácticamente extendiendo las lonas para recoger las aceitunas que van cayendo. Entremedias el almuerzo y la comida y de nuevo a la faena.

Cada lunes toca descargar las aceitunas recolectadas en la almazara municipal de Agüimes para su posterior elaboración de aceite de Oliva Virgen Extra “Caserío de Temisas”. La nueva campaña se desarrollará en el municipio hasta finales de año.

El Ayuntamiento de Agüimes, que fue la primera institución que adquirió una máquina de elaboración de aceite de oliva para ofrecer el servicio a los agricultores y agricultoras del municipio en una firme apuesta de la administración por el futuro del sector olivarero, mantiene el compromiso de continuar trabajando coordinadamente con los agricultores para avanzar en el abaratamiento de los costes de producción y en la mejora de la calidad de los aceites obtenidos.

En estos momentos, cuando existen ocho almazaras en la isla, la iniciativa del Ayuntamiento de Agüimes, surgida como servicio público dirigido a los agricultores, se ha convertido en un claro ejemplo de cómo las administraciones públicas pueden fomentar y promover un sector que hace años estaba en vías de desaparición. Además ha servido como experiencia piloto para otras actuaciones, tanto de carácter público como privado, que fortalecen, dan independencia y diversifica el sector.

NOTICIA TELEAGÜIMES

Compartir en redes sociales