Noticias, Desarrollo Rural

Comienza la temporada de poda en los viñedos del municipio.

Unas 2.000 plantas serán tratadas para aumentar la cantidad y la calidad de la cosecha, de cuyos frutos se obtendrán los vinos Señorío de Agüimes.

El sector vitivinícola de Agüimes ha puesto en marcha una nueva temporada de poda. A lo largo de las próximas cuatro semanas, unas 2.000 plantas serán despojadas de los elementos innecesarios para optimizar su productividad, favorecer su fortalecimiento y aumentar la cantidad y calidad de la cosecha, una labor que influirá de forma decisiva en la posterior elaboración del vino.

Con el asesoramiento de los técnicos del área de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Agüimes, los viticultores adscritos a la Bodega Municipal se esmeran estos días en eliminar sarmientos, pámpanos y hojas, sin hacer perder vigor a la vid. El objetivo es que las plantas tomen fuerza y produzcan más y mejores uvas, de las que posteriormente se obtendrán los multipremiados vinos Señorío de Agüimes.

La campaña anual de poda se realiza habitualmente en el mes de febrero, por ser la época del año en la que menos se resiente la planta con las labores de corte. Coincide con el periodo de reposo invernal de la cepa, después de la caída de la hoja y antes de los nuevos brotes que comenzarán a surgir a partir del mes de marzo.

Uno de los aspectos más singulares de la poda en los viñedos del municipio es la técnica en el corte de sarmientos, que se mantiene como se hacía antiguamente, con la única novedad de las herramientas hoy empleadas, más funcionales y modernas. Al término de la campaña de poda, los viticultores de Los Cercadillos, la Charca, Los Alberconcillos o Los Corralillos, lugares en donde se ubica la mayoría de los viñedos de Agüimes, habrán conseguido controlar el crecimiento de las cepas, adecuándolo a las posibilidades que el medio ofrece y a los intereses del cultivo.

Compartir en redes sociales