Noticias, Educación

El Ayuntamiento ultima la instalación del comedor modular del CEIP ‘Veinte de Enero’.

La instalación podrá entrar en funcionamiento en el curso 2021-2022. Será una solución provisional a la espera de que el Gobierno de Canarias apruebe la construcción del comedor definitivo, que permitirá mejorar la conciliación laboral y familiar a los vecinos de Playa de Arinaga con hijos en edad escolar.

El comedor escolar del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Veinte de Enero’, de Playa de Arinaga, será pronto una realidad. El alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, inspeccionó este miércoles las obras, que han contado con la dirección de la oficina técnica municipal y han supuesto una inversión de 109.185,06 euros, aportados por el Cabildo de Gran Canaria con cargo al plan de inversiones para la reactivación económica de la isla.

El proyecto, ejecutado por la empresa Bernegal Infraestructuras SL, ha consistido en la instalación de siete módulos prefabricados, dotados con todos los servicios de agua, electricidad y aire acondicionado y equipados con el mobiliario y los enseres necesarios para la dispensación de comidas a la población escolar. La superficie total del comedor alcanza los 125 m2 (17,10m de largo por 7,35m de ancho), lo que permitirá una capacidad de hasta 100 comensales por cada turno. El comedor comenzará a estar operativo desde el inicio del próximo curso escolar 2021-2022.

Con más de 500 alumnos matriculados, el CEIP “Veinte de Enero” es el único colegio público de Infantil y Primaria de Playa de Arinaga. Desde hace años, la comunidad escolar y el Ayuntamiento de Agüimes venían reclamando a la Consejería de Educación la puesta en marcha de un servicio de comedor que facilitara la conciliación laboral de las familias. Ante la dilación de la respuesta, y de mutuo acuerdo con la Consejería, el Ayuntamiento se ofreció a promover la instalación de un comedor provisional que pudiera prestar servicio a lo largo de al menos los dos próximos cursos escolares, mientras se aguarda por la solución definitiva.

El sistema escogido, de módulos prefabricados y autoportantes, ha sido diseñado especialmente para esta solución provisional, pues permite un rápido y sencillo transporte, montaje y desmontaje. De esta forma, cuando la Consejería de Educación realice el comedor definitivo, el Ayuntamiento podrá reaprovechar la estructura para ubicarla en cualquier otra instalación municipal.

Compartir en redes sociales