Mancomunidad, Servicios Básicos, Noticias

El Sureste destinará 129 millones euros al servicio de recogida de residuos durante los próximos 10 años.

El Comité Ejecutivo de la Mancomunidad aprobó esta semana el informe económico que establece el presupuesto base de licitación para la contratación de la recogida de residuos en los tres municipios. El servicio, que incorporará importantes novedades y mejoras, podrá salir a concurso en próximas fechas.

Los tres municipios del Sureste de Gran Canaria introducirán importantes mejoras en el nuevo servicio comarcal de recogida de residuos. Agüimes, Ingenio y Santa Lucía incorporarán más contenedores para fracciones como el aceite doméstico o la ropa y el calzado. También reforzarán la recogida de residuos especiales y voluminosos, incorporarán la retirada y gestión de vehículos abandonados y pondrán en marcha a mayor escala tanto la gestión y triturado de las podas de jardinería como la actual experiencia piloto para la recogida, tratamiento y compostaje de los restos orgánicos producidos en el hogar.

La introducción de estas novedades ha obligado a la Mancomunidad del Sureste a realizar un informe económico para la valoración de estos nuevos servicios. El estudio, realizado a partir de la estructura de costes de diferentes operadores del sector, ya ha recibido el visto bueno del Comité Ejecutivo de la entidad, presidido por el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández. El documento permitirá establecer el presupuesto base de licitación del nuevo concurso público del servicio de recogida de residuos de la Mancomunidad.

En total, durante los próximos diez años, los tres municipios de la comarca destinarán más de 129 millones de euros (129.705.675,43 €) al sistema de recogida de residuos. El 10,5% de este presupuesto, 13,6 millones de euros, servirá para implementar una de las principales novedades del servicio: la implantación generalizada del contenedor marrón o quinto contenedor, destinado a la recogida de los desechos orgánicos producidos en el hogar. Estos restos, junto con la poda de parques y jardines, son útiles para su transformación en compost de alta calidad y su reutilización como abono en explotaciones agrarias.

Además de los actuales contenedores ya consolidados de papel y cartón (contenedor azul); latas, briks y envases de plástico (contenedor amarillo); vidrio (contenedor verde) y la fracción resto (contenedor gris), también se mejorará la red de contenedores específicos para la recogida de aceite doméstico y para la reutilización de ropa y calzado. Se reforzará la retirada de otros residuos como electrodomésticos, aparatos eléctricos y electrónicos, trastos, enseres, escombros, pilas, tintas de impresión, maderas, pinturas, metales, neumáticos, aceites de vehículos y animales muertos. Por último, se sumará al sistema la retirada, depósito y custodia de vehículos en general y la gestión y tratamiento de los residuos de vehículos abandonados. Con todo ello la Mancomunidad pretende seguir mejorando en la gestión de los residuos sólidos urbanos, una tarea esencial para que el Sureste continúe avanzando hacia la plena sostenibilidad ambiental.

Compartir en redes sociales