General

La Fundación Manuel Madrazo agradece el apoyo de Agüimes a sus proyectos de cooperación

El coordinador general de la Fundación, Manuel Contreras, fue recibido este lunes por el alcalde, Óscar Hernández.

El Ayuntamiento de Agüimes ha destinado un total 7.731 euros a dos proyectos de cooperación al desarrollo que la Fundación Manuel Madrazo está llevando a cabo en Guatemala. Se trata de un proyecto de habitabilidad y acceso a agua potable y otro de tecnificación de la producción agrícola, ambos en zonas rurales pobladas por comunidades indígenas de este país centroamericano. El coordinador de la Fundación, Manuel Contreras, fue recibido este lunes por el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, y la concejala del área, Jéssica Santana, a quienes expresó el agradecimiento de su organización por la ayuda económica recibida en las dos últimas convocatorias municipales, de 2018 y 2019, para la financiación de proyectos de cooperación al desarrollo.

La Fundación Manuel Madrazo fue creada en 1997 con el objetivo de continuar la labor humanitaria llevada a cabo por este médico sevillano, asesinado en Ruanda, cuando realizaba trabajos de cooperante para Médicos del Mundo, ayudando en la atención sanitaria a los refugiados de la guerra de los Grandes Lagos. En el ataque, acaecido hace 23 años, murieron también otros dos cooperantes españoles, el fotógrafo Luis Valtueña y la enfermera Flors Sirera, muy recordada en nuestra isla porque desempeñaba su labor profesional en el Centro de Salud de Escaleritas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Los proyectos de solidaridad internacional, que la Fundación desarrolla en países como Congo, Filipinas o Guatemala, buscan fomentar la paz, la igualdad y el desarrollo de las personas. En concreto, las aportaciones económicas de Agüimes han ido a parar a dos acciones de mejora de la calidad de vida de las comunidades indígenas de Guatemala. La primera de ellas, financiada con 2.822 euros, es la instalación de bidones de captación de lluvia con el que familias del departamento de El Quiché han podido acceder al agua potable, reduciendo el riesgo para la salud que causa el consumo de agua contaminada y evitando así enfermedades gastrointestinales prevenibles. El segundo proyecto, financiado con 4.909 euros, ha consistido en la tecnificación de la producción agrícola en la comunidad El Arenal, mediante la construcción de invernaderos que contribuyen a la diversificación de los alimentos disponibles, la mejora de la dieta y el bienestar de las familias.

Compartir en redes sociales