Medio Ambiente, Salud Pública

La Mancomunidad aumentará la vigilancia y endurecerá las sanciones a los vertidos ilegales

El nuevo contrato para el Servicio de Recogida de Residuos Sólidos incluirá un equipo específico para controlar los vertidos ilegales que se están produciendo en toda la comarca.

Los contenedores subterráneos actuales serán sustituidos por nuevos contenedores de carga bilateral en superficie, que ocupan menos espacio en la vía pública, son más eficientes y producen menos ruido en la recogida.

La Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria prepara un nuevo contrato para el servicio de recogida de residuos sólidos en los tres municipios de la comarca. Supondrá una inversión de 127 millones de euros en los próximos 10 años y traerá importantes novedades que tienen como objetivo incidir en el cuidado medioambiental y paisajístico del territorio, potenciar la gestión cívica, responsable y ecológica de los residuos, mejorar la prestación de los servicios básicos y seguir incrementando la calidad de vida en los diferentes núcleos de población.

Uno de los cambios más notorios será la sustitución de los actuales contenedores subterráneos, instalados hace 17 años, por nuevos y más modernos contenedores de carga bilateral en superficie, que ocupan menos espacio en la vía pública, son más eficientes y producen menos molestias a los vecinos, al reducir la huella sonora durante la recogida. La empresa que resulte adjudicataria del nuevo contrato deberá hacerse cargo de la sustitución.

Otra importante novedad del nuevo contrato será la creación de un equipo específico para el control de los vertidos ilegales que, por desgracia, se producen en toda la comarca. No solo se retirarán los residuos abandonados en lugares no autorizados, sino que se dispondrá de equipos de vigilancia autorizados para identificar y sancionar a los infractores, en un intento decidido de ponerle freno a estos actos furtivos que tanto daño hacen al entorno.

La presidenta de la Mancomunidad y alcaldesa de Ingenio, Ana Hernández, explicó los detalles del nuevo servicio en una rueda de prensa celebrada este martes, en la que también estuvieron presentes el alcalde de Santa Lucía, Santiago Rodríguez, y el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández.

El concurso para la recogida de residuos se dividirá en ocho lotes: los lotes 1, 2 y 3 incluirán la recogida selectiva de papel, cartón, latas, briks y envases de plástico, así como la de la fracción resto en los tres municipios. El lote 4 será para la recogida de aceite doméstico. El lote 5 para la recogida de ropa y calzado usados, así como de pequeños electrodomésticos. El lote 6 para la recogida de restos orgánicos, que se había iniciado como proyecto piloto y que se verá incrementado. El lote 7 contemplará la recogida y triturado de podas. Y el lote 8 incluirá la retirada, descontaminación y reciclaje de vehículos abandonados en la vía pública.

El objetivo final de la Mancomunidad es seguír trabajando hacia la generación de residuo cero, incrementando el reciclaje y evitando el vertedero como destino final de los residuos. Para ello se hace necesaria la colaboración y participación activa de la ciudadanía, cada vez más implicada en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

Compartir en redes sociales