Desarrollo Rural

Los olivicutores de ‘Caserío de Temisas’ reciben el aceite de la almazara municipal

La almazara ‘Caserío de Temisas’ ha repartido estos días entre los olivicultores del municipio de Agüimes el aceite de oliva virgen extra producido en la última campaña olivarera. Los diez agricultores acogidos al servicio que presta la almazara municipal apenas recogieron en esta ocasión 1000 kilos de aceituna, en una cosecha caracterizada en toda la isla de Gran Canaria por la escasez de frutos.

A pesar del reducido volumen producido este año, el Ayuntamiento de Agüimes apostó por mantener abierta la instalación durante las tres semanas que duró la recolección. Una vez elaborado el aceite, el 80% de la producción se repartió entre los agricultores, mientras que el 20% se pondrá a la venta, con la prestigiosa etiqueta ‘Caserío de Temisas’, a través de la red de museos de Turismo Rural de Agüimes.

Si bien la campaña olivarera de este año en Agüimes no destacó por la cantidad, sí que brilló especialmente, una vez más, por la calidad. El aceite de oliva virgen extra ‘Caserío de Temisas’ es reconocido por su gran personalidad, con unos aromas frescos que recuerdan a la hierba recién cortada. Uno de sus aspectos más reseñables es el exquisito equilibrio en lo que a aroma, picor y amargor se refiere, unas características identitarias que le convierten en uno de los aceites de oliva más preciados de toda Canarias.

Compartir en redes sociales