Mancomunidad, Noticias, Medio Ambiente

Los tres municipios del Sureste se convierten en ejemplo para la implantación del quinto contenedor.

Ingenio, Agüimes y Santa Lucía son pioneros en la recogida selectiva de residuos orgánicos generados en el hogar a través del contenedor marrón. El Cabildo elogia los resultados y apuesta por extender el sistema a todos los municipios de Gran Canaria.

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez, se reunió este miércoles con los alcaldes de los tres municipios del Sureste para interesarse por el sistema de recogida de residuos orgánicos generados en el hogar. Ingenio, Agüimes y Santa Lucía se encuentran en la segunda fase del proyecto para la implantación del quinto contenedor de recogida selectiva, el contenedor marrón correspondiente a la fracción orgánica.

El sistema de recogida de residuos cuenta en todos los municipios de Gran Canaria con cuatro contenedores correspondientes a las diferentes fracciones. El azul para papel y cartón, el amarillo para latas, briks y envases de plástico, el verde para el vidrio y el gris para la fracción resto. Gracias al impulso de la Mancomunidad, los tres municipios del Sureste son los primeros en incorporar el quinto contenedor, destinado a los restos orgánicos producidos en el hogar. El sistema, que a comienzos de año se ha ido extendiendo a nuevos núcleos de población, ya cuenta con 780 domicilios adscritos de 31 barrios diferentes, gracias a una inversión de unos 400.000 euros en 2 camiones y cerca de 200 contenedores específicos para esta fracción.

La participación es voluntaria. Los vecinos que desean adherirse reciben un kit gratuito compuesto por un recipiente aireado para depositar los residuos orgánicos, un lote de bolsas compostables y una tarjeta magnética, con la que pueden abrir el dispositivo electrónico del que están dotados todos y cada uno de los contenedores marrones. También reciben un folleto explicativo en el que se recuerda cómo separar correctamente los restos orgánicos producidos en casa: pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cáscaras de huevo y servilletas. Es vital no depositar residuos impropios que impedirían el proceso de compostaje y el futuro reaprovechamiento de estos restos como abono agrícola.

Los residuos son trasladados al Ecoparque Sur, gestionado por el Cabildo de Gran Canaria, donde se elabora un compost de alta calidad que se distribuye de forma gratuita para la agricultura y el ajardinamiento. El éxito del proyecto, pionero en Gran Canaria, y la gran acogida que ha tenido entre la población, están animando a ampliar esta iniciativa a otros municipios de la isla.

La responsable insular de Medio Ambiente elogió el ejemplo que Ingenio, Agüimes y Santa Lucía suponen para el resto de la isla, como pioneros y referentes en materia de sostenibilidad ambiental, comparable a los países nórdicos que son la avanzadilla de Europa en esta materia. Jiménez indicó que extender el quinto contenedor a los demás municipios de la isla ayudará a conseguir el objetivo marcado por el Cabildo para este 2021, en consonancia con las directrices europeas, de reciclar al menos el 50% de los residuos producidos en el ámbito doméstico.

Compartir en redes sociales