Desarrollo Rural

Los viticultores de Agüimes se interesan por conocer los vinos de Bandama

Los viticultores del municipio de Agüimes vinculados a la Bodega Municipal visitaron el pasado viernes la Finca El Mocanal, en Bandama, en el municipio de Santa Brígida, donde se localiza la Bodega San Juan. Se trataba de disfrutar de una jornada de convivencia conociendo los métodos de trabajo y el sistema de producción de esta histórica bodega, que se remonta a cinco generaciones.

La actividad sirvió a los viticultores para adentrarse en una experiencia de éxito similar a la que está desarrollando la Bodega Municipal con los vinos ‘Señorío de Agüimes’. El modelo elegido en ambos casos es el de realizar un vino artesanal de alta calidad, minimizando el uso de maquinaria y potenciando el factor humano tanto en el cultivo de la vid como en la elaboración del producto final. Una filosofía de trabajo que otorga a estos caldos un claro factor diferencial con respecto a otras opciones existentes en el mercado.

Pionera en la antigua Denominación de Origen de Monte Lentiscal, con etiquetas tan reconocidas como Vinos de Don Juan Rodríguez Quegles o Viña Mocanal, la Bodega San Juan ha conseguido combinar la tradición artesanal con la introducción de modernas medidas de higiene y calidad que garantizan la obtención de un vino muy apreciado por los consumidores más exigentes. Así mismo, la experiencia acumulada durante generaciones, le ha servido para utilizar técnicas de cultivo absolutamente respetuosas con el medio ambiente.

La visita guiada, organizada en colaboración con la empresa municipal Turismo Rural Agüimes, permitió a los viticultores agüimenses realizar un recorrido por el antiguo lagar y el museo de la finca, donde recibieron una explicación del proceso de vendimia tradicional, contemplaron la maquinaria y los útiles de antaño y pudieron observar algunas imágenes de la época. También pudieron caminar por los viñedos, para apreciar las diferentes variedades de uva y las características del suelo, así como la influencia del clima frío y húmedo de esa zona de Gran Canaria. Antes de terminar, pudieron apreciar las antiguas barricas de la bodega, para posteriormente, en su espectacular salón de eventos, degustar los admirados vinos allí elaborados. Una experiencia enriquecedora que servirá a los viticultores de Agüimes para seguir profundizando en la mejora de su propia producción.

Compartir en redes sociales