Noticias, Movilidad

Reordenación de aparcamientos en las calles Colón y Churruca de Playa de Arinaga

A partir del lunes, comienzan los trabajos para habilitar nuevos aparcamientos bajo el sistema de espiga, con el objetivo de mejorar la circulación e incrementar la seguridad.

Las calles Colón y Churruca, en la zona del Soco Negro, de Playa de Arinaga, albergarán nuevos aparcamientos bajo el sistema de espiga o batería invertida. Será la primera vez que se adopten este tipo de estacionamientos en el municipio de Agüimes. Los trabajos, que comenzarán el próximo lunes, 15 de junio, serán llevados a cabo de forma coordinada por las concejalías de Movilidad y Mantenimiento Urbano.

Los aparcamientos en espiga, también conocidos como de batería marcha atrás o de batería en contra del sentido de la circulación, comenzaron a implantarse en España hace apenas 12 años. Tienen como gran ventaja la seguridad. Al eliminar ángulos muertos de visibilidad y salir en el sentido de la marcha se reduce la probabilidad de accidentes. Suponen además un 10% menos de ocupación de superficie que los estacionamientos convencionales de batería: la maniobra de aparcamiento debe realizarse marcha atrás, lo que implica un mayor radio de giro y un menor ancho de cada plaza. En consecuencia, se incrementa el número total de plazas disponibles.

Como beneficios complementarios, el aparcamiento en espiga aminora la velocidad de circulación, invade la acera en menor medida, facilita la carga y descarga de vehículos y reduce el número de atropellos, al ampliar el campo de visión de todos los movimientos del tráfico, tanto para conductores y motoristas como para ciclistas, peatones y vehículos de personas con movilidad reducida. En general, este tipo de estacionamientos fomenta una movilidad más inclusiva y sostenible. Su único inconveniente es que no resultan aconsejables para vías con doble sentido.

De ahí que los trabajos de reestructuración impliquen no solo la habilitación de los aparcamientos sino también la reordenación de la circulación. La calle Colón perderá el doble sentido entre las intersecciones con Sarmiento de Gamboa y Juan de Cardona, mientras que la calle Churruca cambiará de sentido entre las intersecciones con Colón y Blas de Lezo. Por seguridad, debido al ancho de la calzada y a la densidad de tráfico de ambas vías, en cada lado de la calle se combinará el sistema de aparcamiento en espiga con el de línea.

Compartir en redes sociales