Noticias, Desarrollo Rural

“Señorío de Agüimes” embotella su primer vino tinto de barrica.

Se trata de un vino correspondiente a la vendimia de 2020 que ha descansado seis meses en una barrica de roble francés adquirida por la Bodega Municipal. 

La Bodega Municipal de Agüimes embotellará esta semana sus primeros 500 litros de vino tinto de barrica “Señorío de Agüimes”. Se trata de un vino cosechado en 2020 y que ha estado descansando durante seis meses, desde el pasado mes de octubre, en una barrica de roble francés adquirida específicamente por el Ayuntamiento para poder producir esta modalidad. La nueva producción tendrá una edición limitada de 700 botellas, la primera de las cuales fue descorchada este lunes por el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández.

El vino tinto de barrica “Señorío de Agüimes” se caracteriza por su color rojo rubí de capa media en su fase visual, una intensidad media en sus fases olfativa y gustativa y un grado alcohólico del 13%. Mientras permanece en la barrica, el vino se oxigena suavemente a través de la madera, adquiriendo de forma lenta y armoniosa los atributos de elegancia, suavidad y distinción que caracterizan al roble francés.

En la vendimia 2020, que se desarrolló en los meses de julio y agosto del pasado año, participaron diez viticultores que aportaron conjuntamente unos 1.300 kilos de uva tinta de las variedades de listán negro y tintilla. De esta cosecha se han obtenido los 500 litros de la nueva modalidad, con la que “Señorío de Agüimes” espera seguir conquistando el favor de los amantes de los buenos vinos canarios.

Compartir en redes sociales