Chano SanchezNoticias, Parques y jardines

Una escultura en homenaje al cultivo del millo embellece desde hoy el barrio de Los Corralillos.

La obra ha sido tallada en piedra de Arucas por Antonio Rodríguez, maestro cantero que tiene su taller en las afueras del casco de Agüimes.

Coincidiendo con la celebración de sus fiestas en honor a San Juan Bautista, el barrio de Los Corralillos estrena un nuevo símbolo escultórico en sus calles, una piña de millo tallada en piedra obra de Antonio Rodríguez, maestro cantero que tiene su taller en las afueras del casco de Agüimes. La escultura fue inaugurada este miércoles por el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, acompañado de varios miembros de la corporación municipal y de una representación vecinal del barrio.

Fueron precisamente los vecinos quienes, por iniciativa popular, decidieron el motivo y la ubicación de la escultura. Se trata de un homenaje al cultivo tradicional del millo, un producto que nunca puede faltar en las fiestas de Los Corralillos. Este sábado, sin ir más lejos, justo después de la romería, se celebrará el tradicional asadero de piñas que suele reunir año tras año a toda la vecindad.

La escultura, de 1,80 metros de altura y realizada en cantería de Arucas, fue instalada en la calle Murillo, una de las principales vías de este tranquilo barrio, ubicado al pie del Roque Aguayro. La iniciativa se enmarca en el plan de embellecimiento y mejora puesto en marcha por el Ayuntamiento de Agüimes, que utiliza la creación artística para humanizar los espacios públicos, generar cohesión e identidad en los barrios y contribuir a la promoción de los diferentes núcleos de población del municipio.

Visual Portfolio, Posts & Image Gallery for WordPress

Compartir en redes sociales