Hacienda

El Ayuntamiento recuerda que el pago de los tributos se puede dividir a lo largo del año

El Plan de Pago Especial del Ayuntamiento de Agüimes permite distribuir el abono de los tributos municipales a lo largo de todo el año, sin recargos ni intereses. Acogerse supone además un ahorro del 5% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

Se amplía el plazo de solicitud hasta el 30 de abril, un mes más de lo inicialmente previsto, como medida excepcional por el Estado de Alarma decretado para contener el coronavirus.

El Ayuntamiento de Agüimes ha decidido ampliar el plazo para acogerse al Plan de Pago Especial, el programa mediante el cual los vecinos pueden abonar los tributos municipales de forma más cómoda, distribuyéndolos a lo largo de todo el año. La fecha límite para ser incluido en el Plan es ahora el 30 de abril, un mes más de lo habitual. La solicitud puede ser tramitada a través de la Sede Electrónica del Ayuntamiento o mediante correo electrónico dirigido a atencion.tributaria@aguimes.es, acompañado del correspondiente formulario debidamente firmado, disponible para descarga en la web municipal www.aguimes.es.

El Plan de Pago Especial conlleva importantes ventajas para la ciudadanía. Supone realizar una división mensual de todos los recibos, sin recargos ni intereses y con la ventaja añadida de una bonificación del 5% tanto en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) como en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Se consigue así atenuar el impacto de las tasas e impuestos municipales, al poder domiciliar los pagos para su distribución a lo largo de todo el año, algo que ahora más que nunca puede resultar de gran utilidad para la economía familiar.

Además del IBI, también se incluyen en el Plan de Pago Especial el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), la tasa de reserva de vado y el recibo del agua de abasto. Un beneficio adicional del Plan de Pago Especial es su comodidad: el contribuyente no tiene que estar pendiente de los plazos y ve considerablemente disminuido el número de desplazamientos que ha de realizar a las oficinas municipales o a su propio banco.

Una vez activado, el Plan de Pago se renueva automáticamente cada año, salvo que el beneficiario decida cancelarlo de forma expresa o que se registren dos meses de incumplimiento acumulado, lo que daría lugar a la rescisión del plan y ocasionaría la pérdida íntegra de la bonificación a que se pudiera tener derecho.

Compartir en redes sociales