Mancomunidad, Noticias, Desarrollo Rural, Medio Ambiente, Parques y jardines

La Mancomunidad del Sureste amplía la recogida de residuos orgánicos a través del quinto contenedor.

La segunda fase del proyecto se extiende a nuevos núcleos de población y abre la posibilidad de participar a más vecinos.

El sistema de recogida selectiva de residuos cuenta en todos los municipios con contenedores en los que depositar, de forma separada, las diferentes fracciones de nuestra basura: papel y cartón (contenedor azul); latas, briks y envases de plástico (contenedor amarillo); vidrio (contenedor verde) y la fracción resto (contenedor gris). Pero desde hace algunos años y de forma experimental, los tres municipios del Sureste de Gran Canaria han implementado un quinto contenedor, de color marrón, destinado a la recogida de residuos orgánicos generados en el hogar. Ahora, tras el éxito de la iniciativa, pionera en la isla, la Mancomunidad ha puesto en marcha la segunda fase del proyecto, extendiendo el servicio a nuevos núcleos de población y abriendo la posibilidad de participar en él a más vecinos de la comarca.

En las próximas semanas, un grupo de educadores ambientales se dirigirán puerta a puerta a la población, con el fin de informar de los diferentes aspectos del proyecto e invitar a los vecinos a sumarse a él. También se realizarán acciones divulgativas a través de las redes sociales y de las asociaciones y colectivos de los tres municipios.

La participación es voluntaria. Los vecinos que deseen adherirse recibirán un kit gratuito compuesto por un cubo aireado para depositar los residuos orgánicos, un lote de bolsas compostables y una tarjeta magnetica, con la que podrán abrir el dispositivo electrónico del que están dotados todos y cada uno de los contenedores del proyecto. También recibirán un folleto explicativo en el que se recuerda cómo separar correctamente los restos orgánicos producidos en casa.

Los restos depositados en el contenedor marrón, pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cáscaras de huevo y servilletas, son recogidos, trasladados al Ecoparque Gran Canaria Sur y posteriormente convertidos en compost de alta calidad para su uso en explotaciones agrarias y en jardines y zonas verdes municipales. Este reaprovechamiento permite una gestión más responsable de los residuos que se producen diariamente en los hogares, con el consiguiente beneficio ambiental para la comunidad.

Ya son un total de 780 domicilios de 31 barrios diferentes los que están utilizando el contenedor marrón. Se espera que a lo largo de 2021 el servicio pueda extenderse al resto de núcleos urbanos de los tres municipios. En Agüimes, los contenedores están repartidos en Las Rosas, Montaña de Los Vélez, La Banda, la zona sur de Playa de Arinaga, Vargas, Espinales, Montaña San Francisco, La Palmita, La Goleta y Los Corralillos. Las personas de estos barrios interesadas en participar en el proyecto pueden solicitarlo a través del formulario disponible en la página web de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, www.surestegc.org.  

Compartir en redes sociales