Noticias, Desarrollo Local, Hacienda

Los negocios de restauración podrán seguir ocupando la vía pública con terrazas temporales.

El Ayuntamiento de Agüimes publicó este lunes un decreto prorrogando esta medida de carácter temporal mientras se limite el uso de las zonas interiores de bares, restaurantes y cafeterías en al menos el 50% de su aforo.

Los negocios de restauración del municipio de Agüimes podrán seguir ocupando la vía pública con terrazas temporales mientras el uso de los locales en interior siga estando limitado en al menos el 50% del aforo. Así lo establece el decreto municipal firmado este lunes por el alcalde, Óscar Hernández. La autorización supone en la práctica, con las medidas actualmente establecidas para los diferentes niveles de alerta, que se podrán mantener estas terrazas temporales durante la vigencia del nivel 2 de alerta sanitaria, hasta que Gran Canaria pueda bajar a nivel 1.

La decisión pretende seguir ayudando al sector, haciendo compatible su actividad con las medidas sanitarias para hacer frente a la pandemia. Tanto para las empresas como para sus clientes continúa siendo preferible consumir en las terrazas, garantizando la ventilación, la separación entre las mesas y la distancia interpersonal.

En general, los negocios pueden ocupar la zona de vía pública, aceras y aparcamientos que coincida con su línea de fachada, aunque también pueden invadir la línea de las fachadas adyacentes siempre que aporten la autorización por escrito de los titulares de los inmuebles afectados. En el caso de locales que se encuentren en torno a calles perimetrales de plazas, pueden ocupar un espacio equivalente al de la calle, pero en el interior de la plaza.

Es condición indispensable que los propietarios de los negocios cumplan las medidas de prevención e higiene establecidas por las autoridades sanitarias, respeten las normas de tránsito peatonal y seguridad vial a la hora de instalar sus terrazas y respeten el descanso de los vecinos, finalizando su actividad siempre antes las 23:00 horas, incluso en el hipotético caso de que se suprima la actual limitación horaria para la movilidad de las personas. En ningún caso se permite la ocupación del acceso a viviendas, entradas y salidas de vehículos, pasos de peatones, accesos y reservas de vía para las personas con movilidad reducida. Tampoco se autorizan las terrazas que impidan o dificulten la visibilidad de las señales de circulación. Los negocios deben delimitar el espacio garantizando la seguridad y preservando las condiciones estéticas del entorno.

Compartir en redes sociales